jueves, septiembre 19, 2013

Diagnóstico diferencial entre el síndrome de Guillain Barré y CIDP

Revista Cubana de Investigaciones Biomédicas

Rev Cubana Invest Bioméd v.27 n.3-4 Ciudad de la Habana jul.-dic. 2008
Contribución de la electrofisiología al diagnóstico diferencial entre el síndrome de Guillain Barré y la polineurorradiculopatía desmielinizante inflamatoria crónica

Contribution of electrophsyiology to the differential diagnosis between Guillain Barré syndrome and chronic inflammatory demyelinizating polyneuroradiculopathy


Aymeé Hernández Hernández
Doctora en Ciencias Médicas. Especialista de II Grado en Fisiología Normal y Patológica. Investigadora agregada. Departamento de Neurofisiología Clínica. Hospital Clinicoquirúrgico Docente "Carlos J. Finlay". Ciudad de La Habana. Cuba.



RESUMEN
INTRODUCCIÓN: El síndrome de Guillain Barré (SGB) y la polineurorradiculopatía desmielinizante inflamatoria crónica (CIDP) comparten similitudes. Se diferencian en su inicio, curso, evolución, pronóstico y respuesta al tratamiento, pero existe dificultad en su diferenciación en la práctica clínica. OBJETIVOS: Comparar el patrón de alteración de los estudios electrofisiológicos en pacientes con SGB y CIDP para buscar diferencias entre ambas, con el fin de contar con una herramienta que contribuya al diagnóstico diferencial de ambas enfermedades. MÉTODOS: Se estudiaron 18 pacientes con SGB y 27 con CIDP a quienes se les realizó estudio de conducción y onda F. RESULTADOS: Existieron diferencias significativas entre las variables evaluadas en estos estudios en ambos grupos de enfermedades. Se demostró que en ambas existe afectación de las fibras motoras, y que esta es mayor desde el punto de vista sensitivo en la CIDP. El patrón electrofisiológico de afectación fue diferente en ambas enfermedades. CONCLUSIONES: A través del estudio de conducción nerviosa y de la onda F se puede diferenciar al SGB de la CIDP.
Palabras clave: Polineurorradiculopatía desmielinizante inflamatoria crónica, síndrome de Guillain Barré, electrofisiología, conducción nerviosa, diagnóstico diferencial, onda F.

ABSTRACT

INTRODUCTION: The Guillain Barré syndrome (GBS) and the chronic inflammatory demyelinizating polyneuroradiculopathy (CIDP) share similarities. One differ from the other in their beginning, course, evolution, prognosis and response to the treatment, but there are difficulties for their differentiation in the clinical practice. OBJECTIVES: To compare the alteration patterns of the electrophysiological studies in patients with GBS and CIDP to look for differences between them in order to have a tool contributing to the differential diagnosis of both diseases. METHODS: 18 patients with GBS and 27 with CIDP, who underwent conduction study and wave F were studied. RESULTS: significant differences existed among the evaluated variables in these studies in both groups of illnesses. It was demonstrated that in both groups there exists affectation of the motor fibers, and that it is higher from the sensitive point of view in the CIDP. The electrophysiological affectation pattern was different in both illnesses. CONCLUSIONS: GBS can be differentiated from the CIDP through the nervous conduction study and the F. wave
Key words: Chronic inflammatory demyelinizating polyneuroradiculopathy, Guillain Barré syndrome, electrophysiology, nervous conduction study, differential diagnosis, F wave.



INTRODUCCIÓN
El síndrome de Guillain Barré (SGB) y la polineuropatía desmielinizante inflamatoria crónica (CIDP) son neuropatías desmielinizantes de causa autoinmune que comparten muchas similitudes clínicas y de laboratorio. Las diferencia su curso clínico agudo en el SGB y crónico en la CIDP, así como la respuesta al tratamiento. Ambas ponen en peligro la vida del individuo y pueden dejar secuelas invalidantes.1-3

SIMILITUDES
- Son polineurradiculopatías predominantemente motoras.
- Disociación albúmino-citológica en el LCR.
- Signos electrofisiológicos de desmielinización.
- Cambios inflamatorios en los estudios anatomo-patológicos.
- Implicado el mecanismo inmune.
- Responden a la terapia inmunosupresora.

DIFERENCIAS 

SGB
CIDP
1. Evolución menor de cuatro semanas 1. Mayor de ocho semanas
2. Antecedente en el 70 % 2. No
3. No recaídas 3. Sí
4. Curso monofásico 4. Progresivo
5. No respuesta a los esteroides 5. Sí
6. Anticuerpos IgG 6. IgG e IgM
7. Formas desmielinizantes y axonales 7. Formas axonales no bien descritas
8. Frecuente toma de pares craneales 8. Menos frecuente
9. Frecuente la toma autónoma 9. Rara
10. Frecuente dolor 10. Menos frecuente
11. Frecuente ventilación mecánica 11. Rara
12. Remisión espontánea 12. Rara 3-5
El síndrome de Guillain Barré constituye la causa más frecuente de parálisis aguda del sistema nervioso periférico (SNP) en países desarrollados. Este síndrome puede afectar el funcionamiento de estructuras vitales del organismo y provocar la muerte del paciente. En gran parte de los casos puede dejar secuelas invalidantes durante largos períodos de tiempo. Por su parte, la polineuropatía desmielinizante inflamatoria crónica pudiera provocar invalidez permanente en los pacientes.1-5
Los estudios neurofisiológicos constituyen uno de los pilares diagnósticos de las polineurorradiculopatías inflamatorias adquiridas de origen autoinmune. Estos permiten establecer el diagnóstico, incluso desde etapas subclínicas. La extensión del proceso ayuda a esclarecer la forma de presentación de que se trata, fundamentalmente en ocasiones en que el cuadro clínico es poco florido; además permiten establecer el grado de compromiso mielínico y/o axonal del nervio, y tener una idea más exacta de la intensidad de la lesión, lo que posibilita predecir la posible evolución y el pronóstico, así como la imposición del tratamiento lo más precozmente posible, tratando de lograr la máxima recuperación e incorporación del paciente a sus actividades habituales. También permiten establecer el diagnóstico diferencial con otras enfermedades del sistema nervioso periférico, tales como enfermedad de motoneurona, de la unión neuromuscular y afecciones del músculo. Entre los estudios neurofisiológicos, los más frecuentemente utilizados son: el estudio de conducción nerviosa periférica (ECNP), la onda F (OF) y la electromiografía.6-8, 9-12

OBJETIVOS
- Contribuir al diagnóstico diferencial entre el SGB y la CIDP a través de los resultados de los estudios neurofisiológicos.
- Comparar el patrón de alteración de las variables electrofisiológicas medidas a través del ECN y de la OF, en el SGB y en la CIDP.
- Describir el patrón de alteración nerviosa en el SGB y en la CIDP.

MÉTODOS
Se estudiaron 18 pacientes con diagnóstico de SGB (12 hombres y 6 mujeres), con edades entre 16 y 70 años, en los que se evaluaron un total de 36 nervios, así como 27 pacientes con diagnóstico de CIDP (20 hombres y 7 mujeres), con edades entre 20 y 80 años, a quienes se les evaluaron un total de 54 nervios. Para el diagnóstico del SGB se emplearon los criterios de Asbury, de 1981,13,14 y para la CIDP nos apoyamos en los criterios de la Academia Americana de Neurología, de 1991.15
Para la evaluación electrofisiológica de los pacientes se realizó un estudio de conducción nerviosa motora (ECNM) por tramos de los nervios mediano, cubital, peroneo profundo y tibial posterior; de conducción nerviosa sensitivo (ECNS) de los nervios mediano, cubital y sural, así como onda F (OF) de los nervios mediano y tibial posterior, con el uso de los parámetros convencionales para este tipo de estudio.6-8 En el momento de la evaluación electrofisiológica, los pacientes se encontraban sin tratamiento. Las variables electrofisiológicas analizadas fueron: en el ECNS latencia, duración, amplitud, área y velocidad de conducción nerviosa (VCN). En el ECNM latencia, duración, amplitud, área, VCN, % de caída de amplitud (CAM), % de caída de área (CAR) y dispersión (DIS) y en la OF latencia media y % de aparición de las respuestas. Se aplicó una t-student para muestras independientes para realizar la comparación de los valores medios de las variables electrofisiológicas analizadas en ambas enfermedades (SGB y CIDP).

RESULTADOS
Existieron diferencias estadísticamente significativas entre algunas de las variables electrofisiológicas de los pacientes con SGB y CIDP; la latencia (p=0,01), el área (p=0,00), la duración (p=0,00), la amplitud (p=0,00) y la velocidad de conducción nerviosa (p=0,00) resultaron las variables más significativas en el estudio sensitivo. En el estudio motor las diferencias más relevantes fueron en las variables: amplitud (p=0,00), área (p=0,00), VCN (p=0,00), caída de amplitud (p=0,00) y caída de área (p=0,00). En la OF existieron diferencias en cuanto a la latencia (p=0,00) y % de aparición (p=0,00) del nervio mediano. Estas alteraciones fueron más evidentes en los nervios de los miembros superiores.
Los pacientes con CIDP en el estudio sensitivo presentaron respuestas con latencias más prolongadas, VCN más lentas, mayor duración, menor amplitud y áreas menores que los pacientes con SGB. Estas alteraciones fueron fundamentalmente en el nervio sural (figura 1). En el 60 % de los nervios de pacientes con SGB se cumplió el patrón de anormalidad de la amplitud de la respuesta sensitiva del nervio mediano/normalidad de la amplitud del sural, planteado por Bombero.16 En el caso de la CIDP este patrón solo se cumplió en el 18,51 % de los nervios.
En el estudio motor los pacientes con SGB presentaron respuestas con menor amplitud, área y mayor porcentaje de caída de amplitud y de área que los pacientes con CIDP, en los cuales se observó mayor enlentecimiento de la VCN (figura 2). La OF de los pacientes con CIDP presentó mayor prolongación de la latencia y los pacientes con SGB presentaron menor porcentaje de aparición de la respuesta. Las diferentes variables electrofisiológicas analizadas resultaron afectadas en diferente medida en ambas entidades, lo cual se muestra en las tablas 12 y3.

Se realizó un análisis discriminante con el fin de calcular la función de clasificación para cada grupo de pacientes (con SGB y con CIDP) basada en las variables neurofisiológicas, así como el porcentaje correcto de clasificación de cada grupo para las ecuaciones calculadas, el cual osciló entre el 70 y el 100 %, con el objetivo de clasificar el estudio neurofisiológico de un nuevo individuo como perteneciente al grupo de SGB o al de CIDP, a partir de los valores de las variables neurofisiológicas, basado en un software específico para esta finalidad. En ambas entidades se afectaron tanto las fibras motoras como las sensitivas, con predominio de las primeras, con mayor porcentaje de afectación sensitiva en la CIDP (figura 3).
En cuanto al patrón electrofisiológico de afectación, este fue diferente en ambas enfermedades. En el estudio sensitivo predominó la afectación mielínica en el SGB (46,15 %) y axono-mielínica en la CIDP (37,81 %), mientras que en el estudio motor la afección nerviosa predominante fue de tipo axono-mielínica en el SGB (66,66 %) y mielínico en la CIDP (66,66 %).

DISCUSIÓN
Se describe que ambas entidades tienen la misma etiopatogenia o muy similar, con la diferencia de que en el SGB el daño se produce de forma aguda y en la CIDP de forma insidiosa y crónica, por lo que se ha planteado tradicionalmente que las alteraciones electrofisiológicas observadas son las mismas o muy similares,3,4 Incluso cuando el cuadro se instala de forma subaguda o en estadios iniciales de ambas entidades pudieran existir dudas en cuanto al diagnóstico en algunos pacientes. En nuestra serie de casos observamos diferencias ostensibles en el ECN motor y sensitivo, así como en la OF entre ambos grupos de enfermedades. Los pacientes con CIDP en el estudio sensitivo presentaron latencias y duraciones más prolongadas, VCN más lentas, así como amplitudes y áreas menores que los pacientes con SGB, sobre todo en el estudio del nervio sural, lo que implica daño axono-mielínico más intenso del nervio, y no se cumple en la mayoría de los casos con CIDP (81,48 % de los nervios) el patrón de anormalidad de la amplitud del estudio sensitivo del nervio mediano/normalidad en el sural planteado por otros autores.16 Este patrón sí se cumple para la mayoría de nuestros pacientes con SGB (60 % de los nervios). En los casos de SGB en que no se cumplió este patrón fue porque presentaban normalidad de la amplitud, tanto de la respuesta sensitiva del nervio mediano como en la del sural. Este es otro punto de diferencia importante entre ambas entidades.
En el estudio motor los pacientes con SGB presentaron respuestas con menor amplitud, área y mayor porcentaje de caída de amplitud y de área que los pacientes con CIDP, en los cuales se observó mayor enlentecimiento de la VCN. La OF de los pacientes con CIDP mostró valores medios de latencia más prolongados. No se han encontrado reportes de comparación de los estudios electrofisiológicos de ambas patologías. Serradel plantea que las anomalías de los estudios neurofisiológicos en la CIDP son superponibles a los observados en el SGB,4 mientras que Odaka reportó 11 pacientes de 663 estudiados, que fueron diagnosticados inicialmente como SGB y finalmente se confirmó el diagnóstico de CIDP.17
Mori reportó cinco pacientes con CIDP con un inicio similar al SGB, con persistencia de los síntomas, quienes fueron diagnosticados como CIDP en la fase crónica. Se les impuso tratamiento esteroideo y mejoraron el cuadro clínico.18 En esta muestra se encuentran diferencias importantes en cuanto a los estudios electrofisiológicos de los pacientes con SGB y CIDP. Este hallazgo puede ser útil sobre todo en aquellos casos de CIDP en etapa subaguda que pudiera ocasionar confusión con un SGB, lo cual ayudaría a un diagnóstico precoz de la enfermedad, con imposición temprana del tratamiento, evolución satisfactoria y prevención de secuelas que pudieran llegar a ser invalidantes.
Por otra parte, a través del análisis discriminante basado en las variables neurofisiológicas se demostró que existe una función de clasificación para cada grupo de enfermedad (SGB y CIDP) en los diferentes nervios estudiados, lo cual tiene gran importancia práctica, ya que a través de la creación de un software que realice el calculo de esta ecuación de forma automatizada a partir de las variables neurofisiológicas de un individuo dado se puede determinar a qué grupo de enfermedad corresponde (SBG o CIDP). Aunque este cálculo puede tener un margen de error, puede ser muy útil en la decisión diagnóstica, apoyado con el cuadro clínico y los resultados de otros estudios diagnósticos realizados, lo cual es decisivo en la imposición de la terapéutica y seguimiento del caso.
El comportamiento electrofisiológico diferente observado en la presente muestra de pacientes con SGB y CIDP constituye un aporte que pudieran realizar los estudios electrofisiológicos al diagnóstico de estas entidades de forma precoz. A pesar de que estas dos enfermedades comparten numerosas similitudes, la implicación para el paciente es diferente, ya que no es lo mismo padecer una enfermedad aguda, con una recuperación que aunque incierta puede ocurrir entre las ocho semanas y el año, que padecer una enfermedad crónica, con diferentes formas de evolución y pronóstico reservado. El tratamiento es diferente también. En el SGB se prefiere el uso del intacglobín o la plasmaféresis, con la obtención de buenos resultados. Esta terapéutica también es utilizada en la CIDP, pero la cronicidad del proceso conspira contra su uso, excepto en algunos casos.19, 20
De lo anteriormente expuesto se deriva la importancia de la diferenciación entre ambas entidades desde las etapas más iniciales, en lo cual la electrofisiología pudiera jugar un importante papel, atendiendo a los resultados obtenidos.
En el estudio sensitivo existió mayor porcentaje de nervios de pacientes con CIDP con ausencia de respuesta en comparación con los pacientes con SGB, y el nervio más afectado en estos casos fue el sural. En relación con la amplitud sensitiva se puede plantear que existió un porcentaje superior de pacientes con SGB con disminución de la amplitud del nervio mediano con amplitud normal en el nervio sural, con lo que se cumple en estos casos el patrón descrito por otros autores, entre ellos Bromberg,16 lo cual no ocurrió en los pacientes con CIDP, donde hubo mayor porcentaje de pacientes con signos de daño axono-mielínico de este nervio.
En la OF predominó la alteración de la latencia, lo que indica afección en los segmentos nerviosos motores más proximales como raíces, plexos y porción más proximal de los nervios y esta alteración fue superior en los pacientes con CIDP.
En resumen se puede plantear que en los pacientes con CIDP hay mayor daño sensitivo que en los casos de SGB y que el comportamiento electrofisiológico de ambas entidades no es exactamente el mismo.

CONCLUSIONES
A través de los estudios neurofisiológicos se puede realizar el diagnóstico diferencial entre el SGB y la CIDP. Existe diferente comportamiento electrofisiológico entre el SGB y la CIDP, con mayor afectación sensitiva en la CIDP. El patrón de afección es diferente en ambas enfermedades: en el SGB es predominantemente mielínico en el estudio sensitivo, y axono-mielínico en el motor, mientras que en la CIDP es axono-mielínico en el estudio sensitivo, y mielínico en el motor.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
1. Adams RD, Victor M, Ropper AH. Principles of Neurology. 6 ed. México. Mc Graw-Hill Interamericana. 1999:1530-45.
2. Dyck PJ, Thomas PK. Peripheral Neuropathy. New York: WB Saunders. 1993;2:1298-1524.
3. Pascual Pascual SL. Aspectos actuales de las neuropatías inflamatorias agudas y crónicas. Sindrome de Guillain Barré y polineuritis crónica inflamatoria desmielinizante. Rev Neurol. 2002;35(3):269-76.
4. Serradel AP. Neuropatías disinmunes adquiridas. Sintomatología clínica y clasificación. Rev Neurol. 2000;30(6):501-14.
5. Papazian O y Alfonso I. Polirradiculoneuropatías autoinmunes agudas. Rev. Neurol. 2002;34(2):169-74.
6. Gutiérrez Rivas E, Jiménez MD, Pardo J, Romer J, eds. Manual de Electromiografía Clínica. Barcelona: Prus Science. 2000.
7. Santos Anzorandia CM. El abecé de la electroneuromiografía clínica. La Habana: Editorial Ciencias Médicas. 2000.
8. Kimura J. Electrodiagnosis in diseases of nerve and muscle: Principles and Practice. Philadelphia. 1983.
9. Griffin JW. The Guillain Barre syndrome and chronic demyelinating inflammatory polyneuropathy. 8BS002;AAN Syllaby. 1998.
10. Páez de la Torre E. Síndrome de Guillain Barré. Rev. Neurol. 2001;32(10):996.
11. Telleria Díaz A y Calzada Sierra DJ. Síndrome de Guillain Barré. Rev. Neurol. 2002; 34(10):966.
12. Toyka KV and Gold R. The pathogenesis of CIDP: Rationale for treatment with immunomodulatory agents. Neurology. 2003;60:2-7.
13. Asbury AK. Diagnostic consideration in Guillain Barre syndrome. Ann Neurol 1981; (Suppl)9:1-5.
14. Asbury AK. New concepts of Guillain Barre syndrome. J Child Neurol. 2000;15:183-91.
15. Cornblath DR, Asbury AK, Albers JW. Ad hoc subcommittee of AAN AIDS task force: Research criteria for diagnosis of chronic inflammatory demyelinating polineuropathy. Neurology. 1991;41:617-18.
16. Bromberg MB, Albers JW. Pattern of sensory nerve conduction abnormalities in demyelinating and axonal peripheral disorders. Muscle and Nerve. 1993,16:262-6.
17. Odaka M, Yuki Nobuhiro, Hirata K. Patients with chronic inflammatory demyelinating polyneuropathy initially diagnosed as Guillain Barre syndrome. J. Neurology. 2003;250 (8): 913-6.
18. Mori K, Hattori N, Sugiura M. Chronic inflammatory demyelinating polineuropathy presenting with features of Guillain Barre syndrome. Neurology. 2002;58:979-82.
19. Vara Castrodeza A, Tola Arribas MA, Mendo González M. Síndrome de Guillain Barré: hallazgos por resonancia magnética en presentación clínica atípica. Rev Neurol. 2003; 36(6):596.
20. Burns TM. Chronic inflammatory demyelinating polyradiculoneuropathy. Arch Neurol 2004;61:973-975.


Recibido: 5 de mayo de 2008 Aprobado: 10 de julio de 2008


Dra. Aymeé Hernández Hernández. Hospital Clinicoquirúrgico Docente "Carlos J. Finlay". Ciudad de La Habana. Cuba. Email: babyhdez@infomed.sld.cu
 

CIDP - larga licencia médica por segunda vez

El 01 de diciembre de 2010 comenzó este largo periodo de licencia médica nuevamente... lo que parecía agotamiento o cansancio "normal" por las actividades de fin de año se transformó nuevamente en síntomas propios de CIDP, aunque no quisiera reconocerlo, esta enfermedad siendo crónica, es recurrente y en cualquier momento se hace notar y el retroceso es inevitable. Pero los medicamentos, los cuidados y el descanso hacen que la recuperación también sea posible...ya han pasado varios meses y cada vez me siento mejor...ha sido dificil, doloroso y agotador, física y mentalmente, pero ya estoy en franca recuperación. Gracias a las dosis de corticoides (80 ml dia por medio) y al inmunosupresor (Imuran cada 12 hrs dia por medio)...se puede.
El tratamiento con inmunoglobulina no fue tan eficaz como se esperaba y creo que a pesar de todo sirve...pero en mi caso el efecto es poco y casi no hay respuesta positiva de mi organismo hacia este. Se que en otros casos es diferente, pero para mi sólo significó un alto costo que pagar a la clinica y no aceleró la recuperación...
No importa, se hizo lo que había que hacer y puse todo de mi parte...si no lo hubiera hecho tendría la duda y seguiría pensando que quizá con inmunoglobulina habría mejorado más rápido.

Doy gracias a Dios porque puedo sentirme mejor y hacer una vida relativamente normal, creo que pronto podré volver a trabajar y muscular y neurologicamente tendré que recuperar terreno cada vez más.
Hice una página en facebook ( CIDP polineuropatia ) para quienes conozcan, o quieran conocer más de esta enfermedad.
“La pesada carga de la realidad.

¿Podemos soportar la pesada carga de la realidad?
¿Cómo podemos permanecer abiertos a todas las tragedias humanas y conscientes del vasto océano de sufrimientos humanos sin llegar a sentirnos paralizados o deprimidos?
¿Cómo podemos vivir de una forma sana y creadora cuando se nos recuerda constantemente el hecho, en apariencia sin solución, de la existencia de millones de hombres pobres, enfermos, hambrientos y perseguidos?...
Desconozco la respuesta a todas estas preguntas.

…¿Qué es lo que nos impide abrir nuestros corazones a la realidad del mundo?
¿Será que no podemos aceptar nuestra incapacidad y sólo queremos ver las heridas que podemos curar?
¿Será que no queremos abandonar la ilusión de que somos los dueños del mundo…?
¿Será que nuestra ceguera y sordera son signos de nuestra resistencia a reconocer que no somos los dueños y señores del Universo?
La vida puede enseñarnos que aunque los acontecimientos diarios están fuera de nuestras manos, nunca deben estar fuera de nuestros corazones y que, en vez de sentirse más amargadas, nuestras vidas deben llegar a asimilar la sabiduría de que las respuestas creadoras pueden proceder solamente del corazón.
En la soledad del corazón podemos escuchar realmente las penas del mundo porque ahí somos capaces de reconocerlas no como sufrimientos extraños, con los que no estamos familiarizados, sino como sufrimientos con los que estamos perfectamente identificados.
Sería paralizante proclamar que nosotros, como individuos, somos responsables de todos los sufrimientos humanos, pero es un mensaje de liberación decir que somos llamados a responder al llamamiento de ayuda y alivio que ese sufrimiento nos lanza. Porque desde el fondo de nuestra solidaridad con nuestros semejantes es de donde realmente surgen los primeros intentos de aliviar esos sufrimientos”.

Henri J. M. Nouwen, Tres etapas en la vida espiritual. 1995, pp. 52-56.

martes, diciembre 27, 2011

...Año nuevo...

Cada vez que escribo trato de hacerlo inspirado por algo; circunstancias, personas o situaciones. Sin embargo en este largo período de "ausencia" no me he sentido motivado a escribir...aunque han pasado muchas situaciones... 
Pero ya que estamos finalizando un año y esperando (como siempre) que el próximo sea mejor (como todos), debo reconocer que fue un año difícil, con una larga licencia médica nuevamente...Siete meses de licencia total y estos últimos tres meses de licencia de media jornada. 


domingo, agosto 02, 2009


Es inevitable, lo que podría escribirse dia a dia, acá se escribe con suerte cada dos o tres meses. Y no es por falta de motivación, simplemente los cambios suceden al ritmo de la recuperación. En este tipo de enfermedad neurológica los cambios son tan lentos y leves que cuesta generalmente reconocerlos. Sin embargo, gracias a Dios han habido muchos avances!!, en estos últimos meses todo ha sido mejoría... lenta mejoría,,, pero MEJORÍA.
Estoy contento, agradecido y muy motivado pensando que todo seguirá yendo bien. Ya he aprendido a vivir con el dolor de articulaciones y cierta rigidez muscular especialmente de piernas. Me esfuerce o descanse en exceso la condición física es similar. Debo reconocer que el frio (intenso frío de invierno) influye bastante en mis extremidades, la rigidez es mayor, el dolor igual. Pero todo es llevadero, soportable y se puede vivir con esto. Un sicólogo hablaría de "sublimación", esa sería la respuesta sicologica.... que podría compartir; Pero esta vivencia va más allá... Pienso en el tema del sufrimiento (fisico, no sicológico) que a algunos nos toca vivir en ciertas etapas de la vida, cuanto puede afectar en los estados anímicos, sin embargo hay un punto en el cual es uno quien decide; si me rindo diariamente ante el dolor o si vivo por sobre el dolor y sus limitaciones (diariamente también). Como dije al principio de este proceso... paso a paso. Dia a dia.
Hay una ventaja grande en vivir más "lento" porque sencillamente "no puedes apurarte"... vives más relajado, no te dejas presionar interna ni externamente, eres más minucioso y celebras mucho más pequeños triunfos ("triviales" quizá al ser vistos desde otra optica).
Como la fábula de la carrera entre una tortuga y una liebre; la liebre corría más rápido y sacó ventaja inicial... pero la carrera como no era corta la ganó la tortuga que lentamente, pero sin descanso ni apresuramiento llegó a la meta primero.

Así es mi dia a dia y así lo celebro interiormente.

sábado, junio 06, 2009


VUELVE SIEMPRE AL CAMINO DE LA LIBERTAD.

Cuando de repente te parezca que has perdido todo lo que pensabas haber ganado, no desesperes. Tu curación no es una línea precisamente recta. Debes esperar retrocesos y regresiones. No te digas a ti mismo: “Todo está perdido. Tengo que volver a empezar”. No es verdad. Lo que has ganado ganado está.
A veces, aparecen en el horizonte de tu conciencia cosas menudas que te hacen perder terreno durante algún tiempo. La fatiga, una indicación que viene acompañada de un acento aparentemente frío, la falta de habilidad de alguno para escucharte, el olvido inocente de otro – que tiene toda la apariencia de rechazo - , cuando todas estas cosas se suman, pueden hacerte sentir que estás volviendo al sitio de donde habías partido. Reflexiona tranquilamente en todas esas circunstancias, en vez de apartarte del camino durante cierto tiempo. Cuando vuelvas al camino, volverás al lugar en el que lo dejaste, no al lugar de donde partiste inicialmente.
Es importante no detenerse a acampar o a refugiarse en los breves momentos en los que te sientes apartado de tu marcha hacia delante. Intenta volver a casa, al hogar, al lugar fuerte que hay en tu interior, y hazlo inmediatamente. De otra forma, esos momentos empiezan a unirse a otros similares, y juntos pueden llegar a adquirir una gran fuerza y a alejarte muchísimo del camino. Intenta permanecer alerta a esas distracciones que parecen inocuas…
Confía en todo momento en que Dios está contigo, que te ha dado compañeros de viaje. Vuelve una y otra vez al camino de la libertad.

Tomado de “La voz Interior del Amor. Desde la angustia a la libertad”. Henri J.M. Nouwen.

jueves, junio 04, 2009

Todo es posible.


-->
Nuevamente pasó un año sin que escribiera algo en este espacio…Mi doctor, Jorge Villacura me pregunta en cada control médico si he escrito en el blog. Le gusta que escriba.
Desde que comencé este tratamiento por mi enfermedad decidí dejar algo así como una crónica de lo que ocurriera. Varios meses después de los primeros tratamientos y medicamentos diarios tenía la sensación de que uno o dos meses eran algo asi como uno o dos dias de evolución médica. Sigo pensando lo mismo… Quizá por esa razón dejé de escribir acá tanto tiempo, es como si sólo hubiera pasado un mes o dos.
Estoy muy contento y agradecido de Dios… las dosis iniciales de corticoides especialmente han bajado de 60 mg a 20 mg dia por medio, el inmunosupresor también ha bajado de 100 a 50 mg. Diarios.
Hay dias en que me siento casi “normal”, sano, como si no existiera esta enfermedad. Claro que no todo el dia, y claro que hay dias en que tengo la sensación de que no me puedo ni los brazos… pero sigo adelante, hago lo que hay que hacer y me exijo como si todo fuera normal. A veces me canso mucho… pero al otro día, no importa como me haya acostado, despierto renovado, descansado y listo para enfrentar el dia a dia.
En estos tiempos nos gusta hablar de porcentajes… si tuviera que asignar un porcentaje a cada aspecto de mi recuperación, tendría la tentación de decir tanto por ciento de esto o aquello.
Creo que Dios ha tenido una gran muestra de amor hacia mi, me permite ver la vida de otra forma, desde otra perspectiva, el valor de las cosas simples podría decir… es más que eso.
Me esfuerzo por vivir dia a dia de una forma agradecida, disfrutando todo lo hermoso que ocurre diariamente en lo cotidiano. Soy más generoso con los demás y conmigo mismo. Ocupo el tiempo en lo que me parece importante… hacer un buen trabajo, tener una buena convivencia con los que me rodean y sobre todo vivir nuevamente mi fe.
Dios usa la medicina, la sabiduría humana en las ciencias medicas, los avances en tratamientos, la buena sicologia aplicada, la perseverancia y la autoexigencia para no derrumbarse, la tolerancia, la comprensión, la fe, los buenos libros… todo eso en su conjunto para mi modo de ver conforman lo que produce un “milagro” de sanidad.
Hoy, al cruzar la calle intenté correr un poco (hacía más de cinco meses que no lo intentaba), me sentí liviano, corrí como si mis piernas estuvieran sanas y firmes… fueron solo unos metros… pero me sentí bien. Me emocioné, creí que ese dia estaba aun lejano.
Hay vientos de cambio!!
Sigo leyendo autores cristianos; alimentan mi espíritu. Me gusta leer a Henri Nouwen; leí “Tres etapas en la vida espiritual” y diariamente leo porciones de “La voz interior del amor”, También disfruto leyendo a Dietrich Bonhoeffer; últimamente leí su libro “El precio de la Gracia”.
Cada dia repito en mi mente el pasaje de la Escritura: “Todo lo puedo…en Cristo…que me fortalece”.
Quería escribir cuando tuviera la certeza de que algo nuevo pasara en todo esto.
Algo nuevo ocurre hoy.

sábado, mayo 17, 2008

Vuelta al trabajo

De vuelta al trabajo.
Hace 2 semanas, el lunes 05 de mayo volví a trabajar, después de 9 meses de licencia.

Dos fueron los motivos, el primero y más importante es que un mes antes de volver empecé a notar avances significativos en la recuperación; desapareció el cansancio constante y mejoró mucho la capacidad de caminar con estabilidad. Luego de varios meses noté por fin que habían mejorias significativas y esto me animó.
El otro motivo circunstancial que ayudó a volver si o si fue la negativa de la isapre Banmédica a pagarme la última licencia de 30 días por considerar que no se justificaba. Lo curioso es que esta isapre se negó 30 dias antes de que yo mismo notara una mejoría. Tanta experiencia tienen?...
En fin, lo más importante de todo es que ya llevo 2 semanas trabajando y me siento bien, he podido cumplir con todo lo que habitualmente debo hacer y en forma mucho más óptima de lo que creí en un comienzo. Llego muy cansado cada día al término de la jornada pero, cansado o no se puede y eso es lo que importa.
Todavía me complica harto el caminar o estar de pie mucho tiempo, pero poco a poco esto también mejora.
Cuando me canso mucho en la jornada de trabajo noto el cansancio en algunas contracciones en la cara y sobre todo a nivel cervical. Por el uso del computador también el cansancio se nota en los brazos, articulaciones de los brazos y hombros.
Estoy contento y optimista. Todavía me muevo lentamente y debo ser muy precavido con el equilibrio... pero .... paso a paso.... tiempo al tiempo.
Mi pròximo control con el doctor Jorge Villacura es a fin de mes. Espero darle buenas noticias nuevamente.

lo último, apelé al Compin y falló a mi favor, la Isapre Banmédica deberá pagarme los 30 días...

lunes, marzo 03, 2008


Cambio de Switch...


El miércoles 27 de febrero tuve un peritaje médico por indicación de la isapre. Fue en la misma clinica Dávila con el Dr. Mario Rivera. Al evaluarme encontró que habia progresado bastante y me dijo que igual quedaba camino por recorrer para la recuperación más completa.


Esa misma semana, el dia viernes 29, tuve mi control mensual con el Dr. Jorge Villacura: También me dijo que había progresado bastante y que la recuperación va bien. Le comenté de mis molestias estomacales y del temblor ocasional que está produciendose en las manos. Me dijo que es parte de los efectos secundarios y que tenga paciencia. Me aclaró que sea como sea cuando termine las licencias y me sienta mejor , igual tendré que seguir tomando algun medicamento, aunque en una dosis inferior, ya que esta es una enfermedad crónica (como ya sabía).

Hay notoria mejoría en la marcha (al caminar) pero falta bastante aun en la estabilidad y refortalecimiento de las extremidades, especialmente las piernas. por otra parte hay dias en que estoy bastante bien (dentro de lo que he avanzado), puedo salir, caminar bastante ... he contado hasta 18 cuadras seguidas. También hay días que la sensación de agotamiento se apodera de mi y sencillamente me quedo ahi, en la cama tirado o sentado en el living , leyendo, con una sensación de fatiga total... esto me dura generalmente todo el dia , hasta la noche en que me despejo un poco. En el último mes he notado que estos dias "buenos" y los otros "malos" se van alternando cada 2 dias mas o menos. A veces me confundo un poco pero dentro de todo ... avances y retrocesos .... voy avanzando y afianzandome en la mejoría.


Muchas personas me han dicho que tenga fe; hasta que punto puede influír la fe?... Hace aproximadamente un mes comencé a orar mas, a leer la biblia, sin buscar nada espectacular o milagroso. Sólo como una busqueda de fortaleza para poder sobrellevar esta enfermedad , que ya me estaba llevando a mi por completo, en especial animicamente. Tenía la sensación de que ya se habian agotado las pilas del espíritu... asi era.

Casualmente o no, este ha sido el mejor mes en lo anímico, tengo muchas ganas de estar bien y he tomado este tiempo de licencia médica como una buena oportunidad de estar mejor y buscar lo esencial para mi tranquilidad de espíritu.

No creo que Dios use el sufrimiento, las enfermedades, la soledad o las carencias para "atraparnos" y demostrarnos lo "malos" que podamos estar siendo. Creo, y siempre he creído (durante esta enfermedad) que el sufrimiento es parte de la vida y que cuando nos toca la parte dificil sólo debemos poner en práctica esa fe que llevamos dentro. Además de oportunidad de crecer como persona es un buen momento para limpiarse de las cosas triviales de la vida que bien poco reportan en estas situaciones.

En fin, estoy tranquilo, confiado y feliz de optar por este camino sereno, de confianza en Dios y enriquecimiento personal.

Me sentía tocando fondo la ultima vez que escribí, estaba hastiado y no encontraba sentido a esto. El enfoque ha cambiado y agradezco a las lecturas que siempre me levantan en la vida.

Algunos libros que he podido leer:

El Nuevo testamento,

Etica de Dietrich Bonhoeffer,

Pan para el viaje de Henri Nouwen,

El canto de la rana Anthony de Mello

y el más interesante hasta el momento:

Sobreviviente de Philip Jancey.